La lana no engaña


Se armó la gorda. Edmilson destapó los secretos más sucios del vestuario blaugrana. El medio centro culé aseguró en una entrevista concedida a TV3 que “en el vestuario hay ovejas negras” y añadió que “hay jugadores que aparcan el fútbol en un segundo plano, y les puede el dinero, el éxito, la fama, las mujeres, las cosas fáciles”. Ésto es lo que está dividiendo el seno del club catalán según el brasileño.

A partir de ahí comenzó todo el tinglado mediático. La prensa pone el estado de alarma. Aparecen las alusiones a Ronaldinho de inmediato. Iniesta y Deco critican la actitud de Edmilson, que pidió perdón esta tarde a sus compañeros en el entrenamiento del equipo. Ronnie no se pudo ejercitar porque llegó tarde.

El protagonista de la historia, también reveló que “hay jugadores que piensan: tengo que entrenar rápido porque tengo que ir a una reunión, o tengo que terminar rápido el entrenamiento porque tengo que viajar para hacer una publicidad”. Esto es lo que los principales diarios deportivos consideran como la alusión más clara al comportamiento del Gaucho. La directiva no ha dado todavía un paso adelante, es más, han cargado el muerto en las espaldas de Txiki Beguiristain, lo que asoma un cierto clima de incertidumbre y una actitud irresponsable de los dirigentes barcelonistas.

Lo que todos, medios, aficionados, incluso algunos jugadores se están preguntando es: ¿Quién no está de acuerdo con Edmilson? Todos tenemos la respuesta: nadie. Lo que ha molestado son las formas, como el mismo Andrés Iniesta ha asegurado, diciendo que las palabras de Jose no harán más que dividir al vestuario aún más y hacer aumentar la tensión entre los integrantes del plantel. A todos les recuerda esto a la desintegración de “la galaxia” de los Ronaldo, Beckham, Figo y compañía. Es un sólo paso más hacia la catástrofe.

La hinchada culé lleva muchos meses instalada en la desconfianza hacia el equipo. Ni siquiera los grandes partidos de Messi o Iniesta, o la figura emergente de Bojan son capaces de crear un mínimo ápice de ilusión en la afición blaugrana. De lo que más se habla es de cuantas veces visita cierto jugador el gimnasio. Los hinchas notan que se están haciendo las cosas mal. Laporta no da la cara, sólo se dedicar a hacer propaganda ideológica, pero cuando llegan los momentos duros como éste, es Txiki el que tiene que poner la otra mejilla ante la prensa catalana. Todos los aficionados al fútbol españoles conocemos cual es el problema que deambula por la ciudad condal, y todos sabemos que ese problema hay que arrancarlo de raíz, porque si no se hace ahora, llegará un momento en que el monstruo se hará tan grande que nadie lo podrá frenar, o que se convierta en un segundo caso Rivaldo, un mal menor dadas las circunstancias. Un alborotador que representa la identidad del Barça más allá de nuestras fronteras.

Un problema que tiene nombre y apellidos: Ronaldo de Assis Moreira.

DoKiÈh – 22.11.2007

PD: Les dejo el vídeo de “la rajada” de Edmilson. No es de muy buena calidad y tiene algunos desfases audio-vídeo, pero al menos se escucha lo que dice, que es lo importante. Saludos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: