Llegó el gran día


Hemos llegado al gran momento de nuestro fútbol andaluz. El mejor partido que se puede ver ahora mismo en Europa no es un Inter-Madrid o un Manchester U.-Roma, es el que tendremos la oportunidad de presenciar esta noche. El Sevilla, el equipo que realizó el mejor fútbol la temporada pasada, contra el Arsenal, el que mejor lo está haciendo esta campaña.

Es la oportunidad del club hispalense para mandar un mensaje al fútbol europeo, para decirles a todos que están aquí y que van a luchar e intentar ganar a todo rival que se ponga por delante. Ya han quedado atrás todas las dificultades: la muerte del gran Antonio Puerta, la mala racha liguera en las primeras jornadas, la marcha de Juande, todo quedó atrás. Ya no hay excusas.

El equipo rojiblanco debe ganar hoy este partido y el punto a favor que tiene para conseguirlo es la afición. Una afición que si bien algunos con los mismos sentimientos futbolísticos piensan que es la mejor del mundo, yo creo que no llega a tanto, pero sí que es la mejor de España y una de las mejores de Europa. Esa hinchada que llevó en volandas al equipo el año pasado en cada partido, contra el Barça, contra el Madrid, el Valencia, daba igual. El Gol Norte era el pulmón de un equipo con ansias y hambre de victoria. Hoy debe ser lo mismo, a pesar de los malos recuerdos que nos trae la derrota ante el club londinense en la primera jornada de esta Liga de Campeones. Hoy es el momento para dejarse la garganta y algo más en el estadio, porque lo de hoy es un “ahora o nunca”. Si el Sevilla consigue ganar, el miedo hacia ese equipo -desconocido para algunos en Europa- , recorrerá todo el continente y por fin se le verá al club de la ciudad hispalense como se merece, como uno de los favoritos a ganar la Champions League.

Sí, uno de los favoritos, han leído bien. Porque aunque el conjunto de Nervión no haya alcanzado sus mayores cotas en cuanto a juego y resultados en la Liga, en Champions todo es distinto. A dos partidos, o sea, un ronda eliminatoria de las que vendrán más tarde, el Sevilla puede vencer a cualquiera; y a uno, pues imagínense.

El Arsenal viene con algunas bajas (Gallas, Clichy, Van Persie, Adebayor y Hleb), pero nada más allá de la realidad: a esos lesionados o apartados para descansar les sustituirán hombres de la talla de Eduardo Dudu da Silva, Denilson (no el de los 5000 kilos, este es el bueno) o Senderos. El equipo español, por su parte, recupera al canterano Crespo, que podrá jugar con una máscara de protección si el técnico Manolo Jiménez lo considera oportuno. Muchos ven en Cesc el mayor peligro londinense, y lo es de hecho. Pero el Arsenal no es un jugador, es todo un gran equipo muy bien conjuntado y dirigido por Arsène Wenger en el banquillo, y liderado por Fàbregas, el brazo derecho del entrenador francés en el terreno de juego. Un conjunto que tácticamente es casi perfecto: todos sus mediocampistas tienen total libertad para cambiar de posiciones para marear y abrir huecos en la defensa, pero a la vez todo está organizado, los laterales suben cuando tienen que subir y en defensa ha mejorado de una forma increíble si comparamos la temporada pasada con esta.

Pues bien, todo listo para la gran cita. Ya se huele en el ambiente que hoy es un día importante por aquí. Porque el Sevilla tiene la oportunidad de superarse a sí mismo en 90 minutos, el Sevilla tiene esta noche la ocasión de poder decir: “Sí, somos un grande europeo”. Todo está en sus manos. Por Sevilla, por Antonio…

DoKiÈh – 27.11.2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: