Si perdonas…


Lo acabas pagando. Eso fue lo que sucedió anoche. En la primera parte pudimos ver un gran Barça que se adelantó nada más comenzar el partido, tras una jugada excepcional de Messi que culminó Iniesta. El resto del primer tiempo del encuentro fue dominado por los blaugranas, que dispusieron de varias ocasiones claras de gol, pero no fueron capaces de sentenciar el choque.

En la segunda mitad, el Espanyol salió con ganas y le imprimió un alto ritmo al partido. Si bien los pericos no realizaron un magnífico juego, encerraron a los culés en su área, suficiente para conseguir el empate. Igualada que llegó tras un buen pase de Albert Riera que mandó Coro a la red. A partir de ahí, el Barça volvió a despertar. Ronaldinho entró al terreno de juego sustituyendo a Bojan, y esta vez el brasileño si le puso ganas e incluso tuvo un par de oportunidades para dar la victoria a los suyos. De todas formas, el mejor jugador de los de Rijkaard anoche fue una vez más Leo Messi. Él solito “se inventó” el tanto de Iniesta y él fue el que, a pocos de minutos del final, lo intentó con más insistencia. Además, en los primeros minutos del partido, la Pulga y Bojan se asociaron a la perfección, llevando todo el peligro hacia la portería de Kameni.

Por su parte, el Madrid se desquitó de la dura derrota en Bremen ganando al Racing en casa por tres goles a uno. Raúl fue el protagonista del encuentro. Suyos fueron el primer gol y el tercero, trás un lanzamiento de tiro libre. Sneijder marcó el segundo gol de los blancos con la ayuda de la defensa cántabra y Munitis anotó el gol del honor para los racinguistas cuando todo estaba ya resuelto.

El Sevilla volvió a naufragar. Esta vez en Almería, donde perdió por un gol a cero, con un tanto anotando por el peruano Acasiete cuando restaban pocos minutos para la conclusión del partido. Si bien en la Champions los hispalenses arrasan, en Liga no han encontrado todavía esa suerte, o esa garra que les hacía llevarse los partidos el año pasado.

Fuera de nuestras fronteras, cabe destacar el empate sin goles en el clásico Milan-Juve. Otro clásico italiano que acaba sin goles. Más de lo mismo. Aburrimiento. La Juve dominó en la primera parte y en el comienzo de la segunda, pero posteriormente los rossoneri se pusieron las botas y tuvieron la victoria en sus manos, pero la dejaron escapar.

Es lo incomprensible de Italia. Se quejan de que su liga no llega al nivel de la Premier o la Liga española. Te venden los grandes derbis italianos como si de finales de un mundial se tratase. Crean expectación, los futboleros más fanáticos se acomodan en sus sillones para ver a dos de los grandes del país transalpino y luego…nada. Luego nada.

DoKiÈh – 02.12.2007

PD: Resúmenes de los tres partidos de Liga de ayer y de otros encuentros interesantes de esta jornada en Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: