El enemigo en casa


Difícil el panorama que se presenta en la ciudad levantina. Desde que Ronald Koeman se pusiera al cargo del Valencia CF, todo han sido problemas. Ocho partidos y una victoria. Siete partidos en los que el conjunto ché no ha anotado ni un solo tanto.

Por si fuera poco, el técnico holandés comunicó ayer en rueda de prensa que no volvería a contar con dos de las “vacas sagradas” del vestuario valencianista: David Albelda y Santiago Cañizares. Como se podía esperar, la noticia ha atraído la máxima espectación de la afición blanquinegra y del fútbol español en general.

Según Koeman, “hace falta dar paso a los jóvenes”. Y claro, la mejor manera para ello es “cargándose” a dos de sus piezas claves. ¿Para qué ha renegado de hombres como Hildebrand o Manuel Fernandes, sustitutos naturales de los “expulsados”? Sencillo: porque confiaba en los dos internacionales españoles. Esto nos lleva a una clara conclusión: el “presidente” Juan Soler es el que ha tomado esta decisión, y ha puesto a Tintín al frente para que diera la cara por él. La cobardía hecha persona.

Primero fue la disputa entre Carboni y Quique. Durante meses el máximo mandatario del Valencia no quiso prescindir de ninguno de ellos, cuando se veía claramente que era algo necesario para el club. Posteriormente fue el cese de Quique Sánchez Flores, el cual mantenía al equipo en tercera posición en Liga y segundo de grupo en Champions. El mismo que consiguió meter al equipo en Liga de Campeones el año pasado, cuando el club batía todos los records de lesionados en un mismo plantel.

Ese es Juan Soler, el que permitió que Benítez se fuera al Liverpool, sin poner ni una sola pega. Esto es lo que sucede cuando te rodeas de tus poderosos amigos y te desprendes de la gente que sabe de fútbol. Está bien eso de darle paso a los jóvenes, pero aunque algunos de ellos, como el español de origen nigeriano Sunny Sunday, tengan la calidad suficiente como para disputarle un puesto titular a cualquiera, no están capacitados de sacar a un conjunto inmerso en semejante crisis. Porque las jóvenes promesas deben de ser incorporadas cuando las cosas van bien, no cuando lo que tienes es “tan malo” que necesitas buscar algo nuevo.

Para más inri, el siguiente en recibir el consejo de buscarse un equipo ha sido otro de los capitanes: Miguel Ángel Angulo. Casualmente, el representante del 10 de los chés es el mismo que el de David Villa, estrella por excelencia de la entidad levantina. Los rumores ya apuntan a que el delantero de la selección absoluta ya medita la posibilidad de abandonar su club actual. Por si ya tenía pocos, otro problema más para Koeman.

Albelda, Cañizares y Angulo: descartados. Villa y Morientes: lesionados. Zigic, Hildebrand y Fernandes parece ser que no cuentan para el cuerpo técnico. Vicente recuperando la forma trás su enésima lesión. Me pregunto qué equipo alineará de inicio el entrenador tulipán en el próximo encuentro. Arizmendi de delantero centro, Sunny con Marchena en el doble pivote y Mora, que no ha disputado un partido oficial en los dos últimos años, bajo los palos.

¿Surrealismo? ¿Utopía? ¿Psicosis?

No. Bienvenido a la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia…

DoKiÈh – 19.12.2007

Acerca de Diego C.
Espontáneo profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: