Mi casa is not mi barrio


Ayer se disputó en Bilbao el partido de la independencia, de la libertad de expresión, de la tolerancia, del respeto, de todo…, menos de fútbol. Euskadi y Catalunya aunaron sentimientos y lucharon todos bajo una misma bandera: la de la libertad.

La de la libertad para insultar. La de la libertad para asesinar. La de la libertad para exigir respeto quemando la bandera de tus hermanos. Esa libertad que te ofrece la posibilidad de alzarte como la voz de toda una “nación” y de coartar y amenazar a los que no sigan tu ideología. Esa libertad que te permite utilizar símbolos propios de otros ideales, alejados a los tuyos, e implantarlos en tu bandera.

Ustedes se preguntarán por qué en este blog futbolero no se habla de fútbol como viene siendo habitual. Pues la respuesta es bien sencilla: porque lo de ayer no fue un partido de fútbol. Porque cuando el comentarista de la televisión que retransmite el encuentro (TVC) se limita, durante todo el choque, a soltar frases de la calaña de “el partido para olvidar la represión de todo el pueblo fascista español”, no podemos catalogar al presente acontecimiento como deporte. No, no es deporte; eso es politiqueo barato, muy barato. Tan barato que podría orinar en ello y tirarlo posteriormente a la basura.

Pues si ellos quieren que mezclemos deporte y política los podemos mezclar, pero creo que los aficionados de a pié no seremos los perjudicados. Pienso que esos perjudicados podrían ser los presidentes que blanquean dinero con los clubs, o los que implantan a un equipo un partido político, como si fueran el payaso Berlusconi.

Algunos otros de los que leerán este artículo me identificarán con una de las dos posturas ideológicas que “campean” por este país. Porque según todos vosotros aquí sólo existen dos tipos de personas: el español fascista que no permite la independencia de ningún territorio, y el catalán/vasco independentista que odia todo lo que no sea catalán/vasco y que cree que lo suyo es lo mejor del mundo. Pues déjenme decir que se equivocan. Aquí en este mismo país hay gente aparte de las citadas, que tenemos nuestras propias opiniones que vuestros políticos corruptos no nos la van a hacer cambiar. Si aún así me quieren ubicar en alguno de los dos esteréotipos, adelante, me importa más bien poco.

En resumen, lo de ayer es una muestra más de la cara oscura del fútbol. Todo el tinglado mediático siempre busca esa cara del deporte rey. La violencia, el dinero, el odio,…Pues aquí la tienen: la política. La política que, queridos hermanos catalanes, os ha llevado a esto. Al intento de forjar una nación independiente basada en el odio y en el desprecio a vuestros hermanos. La política de mirar para otro lado cuando las cosas están feas. La política que gira en torno a una sola palabra: egoisme.

DoKiÈh – 30.12.2007

Acerca de Diego C.
Espontáneo profesional.

8 Responses to Mi casa is not mi barrio

  1. gaby dice:

    excelente artículo.

    si bien no sé de qué se trató el ‘partido de ayer’ -aunque por los nombres de los equipos asumo que se enfrentaron los vascos contra los catalanes-, me parece que esa que diste ahí es una de las mejores interpretaciones del fútbol en sí.

    la política que maneja a sus seguidores, “la violencia, el dinero, el odio..”, el “egoisme”..

  2. Pingback: Futbol Argentino Mexicano y espanol » Sendero tormentoso

  3. willhunting dice:

    Artículo perfecto, porque expresas con claridad tus ideales, los cuales son iguales que los míos por lo que veo. Si quieren independencia, que el F.C. Barcelona y R.C.D. Espanyol juegue la liga con equipo de la talla y nivel como el Sabadell, L’Hospitalet, Gramanet, etc. Y en el País Vasco pues los equipos de “primer nivel” que jueguen contra equipos de su mismo nivel, tampoco se notaría mucho la diferencia…Yo tengo unos ideales políticos, los cuales por supuesto no voy a decir aquí, pero que disciernen en absolutos con los ideales políticos de los llamados “independentistas”, y no por eso debo ser llamado “facha”, ni “puto español”, ni nada parecido, pues por una razón simple: no lo soy. Pero lo que tampoco tolero es que se nos menosprecie, nos rebajen o nos insulten, pero muchas veces, o la gran mayoría diría yo, no insulta el que quiere sino el que puede, entonces realmente me importa una mierda lo que digan, porque para mí gente que queman contenedores de basura, autobuses, y realizan más acciones de las llamadas “independentistas”, su opinión me paso por lor cojones.

  4. Rogues dice:

    Amén hermano

  5. Arkana dice:

    La gramanet le ganó al barça!!! muy muy buen articulo Dokieh

    un abrazo

  6. dokieh dice:

    Jejejje. Feliz año ‘Arkana’. No hace falta que saquemos malos recuerdos del pasado en la Copa, como el chicharro de Galletti y demás historias ;P.

  7. sGZ dice:

    Vaya rebentaos ahora va a resultar que los catalanes y los vascos son los malos de la película que insultan a los pobrecitos españoles, jajajaja, porque claro almenos los de “por aqui” son muy respetuosos . Hacerse de víctima es algo que gusta a todos, incluso yo lo he disfrutado alguna vez, jajaja pero quejarse de un nacionalismo (de estos independentistas estos…) con otro nacionalismo (en este caso el centralista estatal) es de ineptos, tanto que amais lo que llamais vuestra patria y luego os duele que los demás defendamos la nuestra, y si encima teneis miedo de que si Cataluña sea independiente, si el barça en la liga catalana, eso no va a pasar nunca inocentes, no veis como se lia en un momento per cosas asi com por ejemplo en Georgia. pfff reflexionad y haber si cambian vuestras ideas o almenos se hacen mas tolerantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: