Again and again…


Martes veintidós de enero. Ese es el día en el que nos encontramos. Apenas empieza la segunda mitad de la temporada y los Reds ya se han despedido de cualquier posibilidad de victoria en la Premiership. Para ser más exactos, anoche fue cuando se produjo el adiós casi definitivo a cualquier aspiración a lo que Benítez definía a principios de la presenta campaña como el objetivo primordial de los de Merseyside, el título de Liga.

Los de Merseyside se tuvieron que volver a conformar con un nuevo empate en casa, esta vez ante el Aston Villa de Martin O’Neill, que arrancó un valioso 2-2 de The Kop. O mejor dicho, Peter Crouch fue el que salvó los muebles, anotando la igualada definitiva en el último minuto. La grada, mientras tanto, volvió a mostrar su desacuerdo con los propietarios norteamericanos del club y de nuevo alentaron con su apoyo al técnico español. Pero otra vez más volvieron a casa desilusionados y con la impotencia de verse otra vez luchando por el cuarto puesto, con rivales de ente menor como Manchester City, el propio Aston Villa y sus vecinos y rivales del Everton.

Esa es la realidad. Después de una multimillonaria y ambiciosa inversión en fichajes el verano pasado, el conjunto inglés se vuelve a ver instalado en el mismo sitio que años atrás: la lucha por una plaza que de derecho a disputar la próxima edición de la Liga de Campeones. Ni siquiera el gran momento de su fichaje estrella, Fernando Torres, ha evitado que los Gerrard, Carragher y compañía se vean envueltos en la misma historia de siempre. Tampoco las buenas rachas atravesadas por el propio capitán y sobre todo, por el argentino Javier Mascherano, han ayudado a los de Benítez a aguantar la presión que supone competir con equipos como el Arsenal de Cesc Fábregas o el Manchester de Cristiano Ronaldo.

A algo menos de cinco meses para el final de la temporada, el Liverpool se encuentra en quinto lugar a catorce puntos de los punteros Man. U. y Arsenal (con un partido menos que ellos), y superado por su más odiado rival, el Everton de Mikel Arteta. En fin, otro año más que los Reds se alejan, cuando aún falta mucho, de la lucha por el título. Otro año más de polémicas infundadas y luchas con adversarios de “otra liga”. Otro año más sin éxito, y ya van dieciocho. Por suerte, siempre les quedará la Champions, siempre les quedará Estambul.

DoKiÈh – 22.01.2008

Acerca de Diego C.
Espontáneo profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: