Leyenda y presente


Sevilla F.C. en 1922

Érase una vez una tarde de un día 14 de Octubre de 1905, un día que hasta ese momento era normal, como un día cualquiera, como puede ser el día de hoy, o el de mañana. Pero entonces ocurrió algo que hizo que ese día escapara de la rutina y la normalidad, y se convirtiera en especial.

Una Ilusión bajó del cielo de la ciudad de Sevilla, para prestarle su nombre, pero con una condición: ser grande. Tan grande como el poder pronuciar la palabra Sevilla se merece. En los tiempos difíciles que eran aquellos años, en los cuales había fragilidades gubernamentales y la sociedad estaba dividida, la Ilusión llegada desde el más lejano de los cielos decidió darle una afición para defenderla, también con una condición: defenderla como sóla ella se merece, como se merece una ciudad como Sevilla, hasta la muerte…

A raíz de ahí empezó a correrse el rumor de lo que había pasado, la gente no se lo creía, era algo anormal lo que había ocurrido. Algunos empezaron a movilizarse, a acercarse a lo nuevo que acababa de nacer: el Sevilla Fútbol Club.

Y según cuentan los manuscritos, aquello era algo que enamoraba. Esa institución nacida un 14 de Octubre de 1905, era algo asombroso.

Hubo gente que se empezó a afiliar y a contemplar en el estadio de El Mercantil los primeros pasos de esos once guerreros que empezaron a defender con sudor y sangre el escudo que llevaban en el pecho. Algo tan insignificante para algunos, pero que para otras personas significa una vida.

La afición que les dio esa Ilusión empezó a responder, animando sin parar, año tras año, generación tras generación. Cada vez con más ganas y más ilusión, porque, hoy 20 de Febrero de 2008, la leyenda continúa…

Hoy, 20 de febrero, ese equipo humilde que nació hace 103 años, ha recibido su premio. Las lágrimas y el sufrimiento de varias generaciones, tienen hoy su recompensa.

El Sevilla F.C. regaló al fútbol lo que algunos otros equipos ya habían hecho antes: un sentimiento que traspasa fronteras, fidelidad y una afición que no tiene que envidiar a ninguna otra. Por último, le obsequió con dos años de ensueño, en el que toda Europa se enamoró de su fútbol.

Y hoy, el fútbol le devuelve al Sevilla ese regalo. Hoy, los nervionenses, se enfrentan a su historia. Esta noche, en el Şükrü Saracoğlu de Estambul, los sevillistas vivirán por fin lo que supone estar entre los mejores equipos de Europa. Lo que se siente al salir a un estadio -el del Fenerbahçe– y vivir en primera persona la esencia de la Copa de Europa. La Copa de Europa de las eliminatorias, del todo o nada, de las batallas legendarias.

La afición negramarilla, en el infierno turco alentando a los suyos, quemando sus gargantas. El cosquilleo, la emoción cuando suena el himno.

Y allí estará el Sevilla…

Y uno mira atrás y sólo cabe pensar una cosa: todas las lágrimas, el sufrimiento, todo lo que nos ha traído a este momento…ha merecido la pena.

Will Hunting – 20.02.2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: