Dos caras, una moneda

Seguro que todos estais pensando que voy a hablar del partido de esta noche, entre el Manchester United y el Barcelona, que ha supuesto la eliminación del club catalán y el pase a la final de la Champions de los ingleses. Pues sí y no. Sinceramente, este tipo de encuentros a vida o muerte, de estos en los que acabas con el corazón en un puño, me suelen dejar tocado, y no quiero impregnaros de mi cabreo de turno, llenando este blog de insultos hacia el maricón de Cristiano Ronaldo y el vomitivo fracasado escocés. Para eso, prefiero que leais a otros compañeros que han sido capaces de tener la suficiente entereza como para publicar un artículo en condiciones.

Hoy me quiero centrar en dos hombres y en sus actuaciones en el verde de Old Trafford en la noche de hoy: Carlos Tévez y Cristiano Ronaldo.

Todo el mundo coincide en lo mismo: el ‘7’ portugués ha estado más que descafeinado en el choque ante el Barça. Sólo se le han podido ver un par de detalles, un taconazo inútil y algún que otro desborde. Zambrotta, aunque otros piensen lo contrario, se partió la cara durante los 90 minutos para llevar a cabo su objetivo de frenar al extremo luso, y en cierta medida lo consiguió. El carismático jugador volvió a desaparecer cuando su equipo más lo necesita, esto es, en los partidos clave, los que deciden todo y separan a los campeones de los perdedores. Eso sí, las miraditas, los gestos buscando la instantánea perfecta no faltaron. El de Madeira, al igual que en la ida, se volvió a perder entre tantos flashes y focos, entra tantos piropos desmedidos.

En el lado opuesto, tenemos al ‘apache’ Tévez. El argentino, simplemente, dio una lección de fútbol a todos los que le acompañaban en la cancha y a los espectadores en general. No sólo luchó como si se tratara de la más refinada mezcla entre Gattuso y Essien, sino que también se movió por todos lados, volvió loca a la defensa azulgrana y desahogó el juego de forma magistral cuando le hizo falta a su equipo (pa, pa, pa…). Por algunos momentos, parecía extraño ver al ex-‘xeneize’ inmerso en la batalla del medio campo, peleando como el que más (sí, por encima de Carrick y Scholes), pero ya estamos acostumbrados a las maneras con las que nos suele sorprender el joven ariete.

Su calidad es digna de admiración y, junto a ese toque especial que sólo tienen algunos jugadores y que los distingue de los demás, Carlitos se ha convertido en uno de los fútbolistas que mejor caen allá por donde va. Y no es de extrañar. El internacional argentino, no sólo demuestra todo lo que lleva adentro (clase, definición, toque, entrega,…) en todos los partidos (incluso en los importantes, ejem…), sino que también es capaz de adaptarse a cualquier tipo de esquema o rol que se le asigne, como hemos podido comprobar en el día de hoy.

Cosas del fútbol, ni más ni menos. Algunos se hartan de meter goles durante toda una temporada, pero, misteriosamente, en los momentos clave no dan la talla, se vienen abajo. Otros, mientras tanto, meten unos cuantos menos (quizás igual o más importantes, véase: Tottenham 1-1 Manchester, Blackburn 1-1 Manchester, Lyon 1-1 Manchester), pero se llevan todo el cariño de la afición.

¿Por qué será?

No estoy seguro, pero creo que hay un sustantivo que tiene mucho que ver en eso.

Humildad.

DoKiÈh – 29.04.2008

PD: Como prometí, le dedico el artículo al fan número 1 de Tévez, mi amigo y compañero en Londres 1863, Carlos Andrade 😉

Anuncios

Se viene el ‘clásico’

Como muchos de ustedes sabrán, el ‘superclásico’ argentino entre Boca y River se disputará el próximo domingo (15.30 hora de Argentina, 20.30 hora de España) en La Bombonera. Como es habitual, el ambiente se va calentando en los días previos, mientras la tensión aumenta a medida que se acerca el esperado choque. El del domingo, será un clásico diferente al de los pasados años. Los de Simeone ya han superado la pasada “crisis”, que les ha impedido la conquista de títulos en los últimos años, y se encuentran líderes junto a Estudiantes, mientras, los de Ischia parecen haber dejado atrás los buenos (?) momentos de la Libertadores y demás. De todas formas, ya sabemos todos que los momentos de forma en los que suelen llegar los dos equipos a ese tipo de partidos suelen ser intrascendentales (véase: River 2-0 Boca, año pasado).

Lo que nunca, nunca cambia, son las burlas que el día siguiente tiene que aguantar el conjunto perdedor. La hinchada ‘millonaria, especialmente, se caracteriza por sus famosas publicaciones de los llamados afiches, con los que suelen recordar a los ‘xeneizes’ lo que pasó horas atrás (ver fotos). Pero esta vez es algo distinto. Da la casualidad que los dos clubes más importante de Argentina, aparte de enfrentarse entre ellos dentro de cinco días, se encontraban en estas fechas con otro cuadro importante de la ciudad bonaerense: San Lorenzo de Almagro.

Este domingo, el ‘Cuervo’ pasó por encima de Boca, venciéndole por 1-0. Mañana, en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, el conjunto azulgrana se las verá con River, en el Nuevo Gasómetro. Para ser sinceros, aunque la escuadra de Almagro sea la tercera en discordia de la capital (lo siento Vélez), siempre intenta participar en todo lo que puede y mantiene una fuerte rivalidad con las hinchadas de los dos grandes del país. Sin ir más lejos, tras la victoria sobre los Palacio, Boselli (¿este tipo juega al fútbol?) y compañía, ellos son los que han dado el pistoletazo de salida a la “guerra de afiches” (ver la última foto del post) que, con estos tres importantes encuentros en tan poco tiempo, tendrá sus batallas más apasionadas en los próximos días. Y, como en todas las batallas, ha habido y habrá “heridos”. El primero, cómo no, ha sido el ‘pingüino’ Tristelme.

Nota importante: si quieres entender el afiche de la hinchada del ‘Ciclón’, tienes que ser argentino o vivir en Argentina. Si no, basta con ver el vídeo que pongo a continuación, antes de mirar la foto. Saludos.

DoKiÈh – 29.04.2008

Un barco y muchos capitanes: todos hundidos

Lo que le está sucediendo al Real Zaragoza esta temporada es de película. Tras la gran campaña que realizaron el año anterior, en la que se quedaron a las puertas de la Champions y cuajaron un excelente juego, la ciudad maña se mostraba ilusionada con el “nuevo proyecto”. Pero, tras la venta de Gabi Milito y la llegada de algunos jugadores de menor calibre, exceptuando a Oliveira, se demostró que tal proyecto no existía en el club blanquiazul.

La Liga arrancaba y empezaban los problemas. Las lesiones se amontonaban y apartaban del equipo a jugadores de la talla de Pablo Aimar, Carlos Diogo o Matuzalem. Aun así, el tándem Milito-Oliveira comenzaba a hacer goles, y eso era lo único que mantenía al conjunto maño en una posición más o menos cómoda. Pero la temporada avanzaba y el Zaragoza no parecía aspirar a nada más que la salvación en la presente campaña, sobre todo, tras la dolorosa eliminación en la Copa de la UEFA, ante el Aris de Salónica de Javito, Koke y compañía.

Es ahí cuando se avivaron los nervios y la desilusión se adueñó de la ciudad aragonesa. Victor Fernández no convencía y ya se empezaba a pedir su cabeza. Los resultados no llegaban y el técnico zaragozano parecía más preocupado por sus contínuas peleas con Andrés D’Alessandro que por llevar al conjunto a buen puerto. La plantilla estaba triste, decaída y nadie parecía dar la cara. Con Aimar y Matuzalem en la enfermería, y los Gabi, Zapater y Luccin inmersos en la mala racha, el cuadro de La Romareda necesitaba un líder, un jugador de carácter fuerte, que tuviera lo que hay que tener para echarse el equipo a las espaldas.

Pero no, el orgullo de la dirección técnica y la directiva estaba por encima de las necesidades del club, e incluso por encima de los deseos de los que les pagan: los socios, la afición. Llegada la hora de poder hacer cambios, los de arriba se dedicaron a traspasar jugadores en vez de reforzar el plantel. Después llegaron el fugaz Garitano y Javier Irureta, y ninguno de los dos supo reconducir al equipo. Todo lo contrario, fueron cosechando derrota tras derrota que, unidas al último toque de fatalidad impuesto por el último técnico, Manolo Villanova, terminaron por hundir al club en la parte baja de la tabla.

Y con estas estamos. Tras el empate de ayer en Montjuic, los aragoneses volvieron a caer a los puestos de descensos, y se juegan “la vida” en las últimas cuatro jornadas. Varios partidos cruciales les esperan, empezando por el del próximo sábado ante el Depor, con una Romareda que probablemente se llenará (gran afición la de este equipo, ayer lo volvió a demostrar) y siguiendo por la auténtica final que tendrán que disputar ante el Real Madrid.

Después, cuando ya haya acabado la Liga, podremos comenzar a evaluar los protagonistas. A los que pensaron que un nuevo proyecto no hacía falta y le pegaron un par de retoques a la plantilla que el año pasado había llevado al equipo al quinto puesto, creyendo que eso sería suficiente. A los que llegaron con el cartel de salvadores y se fueron con el de perdedores. A los que, jornada tras jornada, repasan la lista y buscan en ella un jugador de carácter, con hambre y entrega, con la personalidad suficiente para manejar al equipo y tirar del carro. O lo que es lo mismo: un líder.

Zapater, Milito, Aimar,… Ninguno de ellos.

El líder que necesitaban ya no está aquí. Está en Buenos Aires, Argentina.

DoKiÈh – 28.04.2008

Nota post-artículo: me parece lamentable la forma con la que algunos medios describieron el partido del Zaragoza ante el Espanyol de la tarde de ayer, diciendo que el penalti transformado por Ricardo Oliveira, que supuso el empate para los de Villanova a pocos minutos del final, fue inexistente. Pues sí, fue inexistente, pero si Iturralde no se hubiera inventado ese penalti, el gol que Óscar estaba anotando cuando el de negro “alucinaba” hubiera subido al marcador.

‘La Doce’

Aquí os dejo un video que he visto y me ha gustado mucho, y que se une a los otros videos de hinchadas argentinas que ya hemos subido a este blog.

Es otra historia, algo que en Europa no existe, otra forma de animar, y otra forma de vivir esta pasión llamada fútbol.

En esta ocasión os muestro a La Bombonera en plena acción…

Will Hunting – 28.04.2008

¿Alguien quiere Champions?

Algo está pasando, no hay duda, en la lucha por el cuarto puesto que da derecho a jugar la previa de la Champions League el próximo año. Después de observar los resultados de esta jornada, parece que nadie quiere optar a tal privilegio. La fórmula mágica es facil: si pincha un equipo pinchan todos.

Después del resultado del Sevilla ayer, con un empate más que merecido, hoy el Atlético de Madrid tenía la oportunidad, una más en lo que llevamos de Liga, de sentenciar y terminar con la lucha por la ansiada cuarta posición. Pero no fue así, empató a uno con el Getafe, con lo cual, sigue la misma distancia entre el cuarto y el sexto clasificado: 3 puntos.

El Racing, por su parte, cayó derrotado en el Ono Stadi, por un Mallorca superior, que le endosó tres chicharritos. Tenía una chance única, visto el resultado del equipo de la capital de España, de hacerse dueño del cuarto puesto y, por lo tanto, de depender de sí mismo para disputar la máxima competición continental.

Así que la lucha sigue.

El Sevilla, sin pena ni gloria. Como dije en un antiguo artículo, “deseando de encontrarse con sí mismo”, de llegar a ser ese equipo temido por todos, ese equipo que logró ganar 5 títulos en apenas 18 meses.

EL Atlético, más o menos sigue con el mismo estilo de los últimos años, es decir, sigue manteniendo a su afición en vilo, ya que aun surgen muchas dudas de si serán capaz de lograr el objetivo, sobre todo después de los muchos millones de euros que se han gastado todos estos años en fichajes, Pero, con una diferencia, a estas alturas de temporada todavía mantiene la esperanza de poder lograr la clasificación para la Champions, es más, depende de sí mismo, pero este equipo parece que todavía no está hecho para tal fin.

Y el Racing, conjunto revelación de la Liga, con un entrenador con ganas de comerse el mundo, pero con un equipo con muchas limitaciones. Pero ahí están, a los hechos me remito: quinto clasificado y con serias opciones de terminar en cuarta posición. Sería una auténtica proeza el llegar tan lejos para un club como el cántabro.

Quedan cuatro jornadas de infarto, cada aficionado luchará por sus colores y sufrirá por ellos. Pero lo que está claro es que, en condiciones normales (digo esto si no hay ayudas arbitrales y todas esas historias que ya conocemos), quedará en cuarta posición el que más se lo merezca.

Will Hunting – 27.04.2008

De la noche a la mañana

Era el equipo imbatible. El conjunto de moda, con la estrella del momento, con todos los focos apuntando hacia él. Eran los favoritos para ganar todo, absolutamente todo. Practicaban un juego espectacular, claramente beneficiado por la pasividad de alguno de sus rivales. Las peleas en los banquillos pasaron a un segundo plano, mientras las amistosas charlas post partido, amenizadas con vino portugués, fueron sustituidas por miradas tristes de un israelí sacado de la más tenebrosa funeraria.

Todo era bonito. Tus rivales iban tropezando uno tras otro. Primero el Liverpool, que, aun habiéndose marcado el objetivo de la Premiership a principios de temporada, volvió a caer en lo mismo de los últimos años: los empates le desterraron a la pelea por el cuarto puesto. Después, el Chelsea, que tras la marcha de ‘Mou’ no encontraba esa energía, ese empujón que les hacía luchar por todo y hasta el final. Más tarde, el Arsenal de Wenger que, a pesar de su gran comienzo de campaña, fue cediendo terreno ante la avalancha que le venía desde el ‘Shining Corner’.

Las cosas pintaban lindas: semifinales de Champions, piropos, flashes, líder en Inglaterra, más piropos, y un castillo de naipes perfectamente construido, imposible de derrumbar. Por si fuera poco, tu rival en la máxima competición continental atravesaba uno de sus peores momentos en los últimos años. Pero, desde atrás, se cernía la amenaza. Los lacayos de Avram ‘Pompa Fúnebre’ Grant habían vuelto y, esta vez, iban a por todas.

Mientras tanto, en el seno de tu club, todo era buen ambiente. Los ‘Roonaldo’, Carlitos, Cristiano y compañía estaban en su mejor momento y nada parecía poder evitar la consagración de este equipo, después de dos años a tan alto nivel. Pero el momento crucial se acercaba. La presión aumentaba, los tabloides sensacionalistas echaban humo, todos esperaban ese golpe definitivo de ese entrenador con tanta experiencia (y no tantos títulos) en sus espaldas. Pero no sucedió. El Camp Nou se mostraba cual película del oeste, el viento soplaba y el silencio era el protagonista.

Tres días después, llegaba el turno de la segunda final de la temporada, en Stamford Bridge. Por supuesto, tú eres el mejor y, claro está, te puedes permitir dejar a ese gran crack mediático en el banquillo, en el partido más importante del año. Porque, sencillamente, al Manchester United las cosas le tienen que ir bien. Pero, desafortunadamente, estabas equivocado.

Una de tus otras estrellas se te lesiona y el magnífico día soleado en Londres se vuelve gris ante tus ojos. Los que no parecían rival alguno pretenden plantarte cara y hacerte sufrir. Tu castillo de naipes se tambalea.

Y, a pocos minutos del final, un alemán llamado Michael Ballack te asesta el mazazo definitivo. Ya no eres el primero y, aunque parezca mentira, ya no estás tan lejos de acabar el año sin conseguir ni un título.

La soberbia y falta de modestia han podido contigo. Y es que, en el fútbol como en la vida, para derrumbar un castillo de naipes, por muy indestructible que este sea, sólo hace falta un pequeño detalle.

Un soplido.

DoKiÈh – 26.04.2008

Nuestras cracks: Yelena Isinbayeva

Nombre completo: Yelena Gadschiyevna Isinbayeva

Fecha Nac: 3-06-1982

Lugar Nac: Volgogrado, Rusia

Profesión: Atleta – Saltadora de pértiga

Logros: 10 Récords del Mundo al aire libre y otros 9 en pista cubierta, siendo la única mujer de la historia capaz de superar la barrera de los 5 metros (récord actual: 5.01 m). Campeona Olímpica en Atenas 2004 y Campeona del Mundo (aire libre: Helsinki 2005 y Osaka 2007, pista cubierta: Budapest 2004 y Moscú 2006). Campeona de Europa (aire libre: Göteborg 2006, pista cubiera: Madrid 2005).

Puntuación doblevisera: 8/10

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Yelena Isinbayeva es la mejor atleta femenina del momento. La rusa posee las 10 mejores marcas de la historia del salto de pértiga femenino y, como si de un ritual se tratase, cada vez que se enfrenta a sus rivales en una competición de renombre, actúa de la misma forma: las machaca en el primer salto y utiliza los siguientes para batir el récord del mundo.

La capacidad de superación de Yelena, unida a su deslumbrante belleza, la ha llevado a ser una de las imágenes comerciales más cotizadas entre los sponsores deportivos, siendo la firma alemana Adidas la que se hiciera con sus servicios. A partir de ahí, la atleta se ha convertido en una de las caras visibles de la rival de Nike, y eso ha provocado que la fama de la pertiguista traspasara las pistas y llegara a otros ámbitos.

Siguiendo con lo referente a su imagen, la rusa y la norteamericana y también pertiguista Allison Stokke batallan desde hace un tiempo por ser la “reina de Internet”, en cuanto a deportistas se refiere. El físico de las dos es cuestión de debate entre los internautas e incluso en programas de radio (como ‘Carrusel Deportivo’, de la Cadena SER) y, por ahora, parece ser que la ‘yanki’ va en primer puesto. Eso sí, en la pista, Isinbayeva no tiene rival, ni parece que lo vaya a tener.

DoKiÈh – 24.04.2008