Leyendas vivas: Matt Le Tissier


Nombre completo: Matthew Paul Le Tissier

Apodo: ‘Le God’, ‘Mr. Le’

Fecha Nac: 14-10-1968

Lugar Nac: Saint Peter Port, Guernsey (Inglaterra)

Posición: Mediapunta principalmente. También podía ocupar la demarcación de segundo delantero, incluso la de delantero centro, al igual que se desenvolvía bien en el medio del campo. Eso sí, siempre mirando hacia delante.

Internacional: 8 – 0 goles (Inglaterra)

Trayectoria: Southampton (1986-2002)

Palmarés:

Sinceramente, podría haberme hartado de recopilar información para hablaros de la maravillosa historia de este gran jugador. Pero no, ya otros compañeros lo hicieron antes -y mucho mejor-, así que simplemente me limitaré a contaros qué significa Matt Le Tissier para mí.

Hace unos 13 o 14 años apróximadamente, yo empezaba a ver mis primeros partidos de la Premier League. Me encantaban los Cantona, Le Saux, Rush y me empezaba a enamorar un chaval llamado Robbie Fowler. También, aquel Blackburn Rovers que le disputaba los campeonatos al Manchester de Ferguson me caía excesivamente bien. Pero, sin duda alguna, prefería nuestra Liga, con los Romario, Stoichkov, Hugo Sánchez, Zamorano y compañía. Es ahí cuando, de repente, descubrí a un espigado número siete que jugaba en un club modesto, el Southampton. Un futbolista que, cuando lo vi por primera vez, no parecía destacar sobre los demás. Qué equivocado estaba…

‘Le God’, como lo llaman en ‘The Dell’, era un tipo especial, dentro y fuera de la cancha. Dentro de ella, conseguía goles imposibles, tenía un disparo letal con ambas piernas, un regate poderosísimo y la portería rival entre ceja y ceja. Sus extraños movimientos parecían vislumbrar al típico ariete torpe y lento, pero la realidad es que con el balón en los pies era un genio. Era espontáneo, de la situación más difícil te creaba una jugada de campeonato. Cuando nadie se lo esperaba, igual pegaba un zurriagazo desde 40 metros, directo a la escuadra de la meta contraria, que regateaba a todos sus adversarios para matar al portero con una definición sutil. Y esa, aparte de su letal disparo, era su característica que más me atraía. Esas fintas, ese regate, que podía parecer lento y “demasiado sencillo”, pero que era el más eficaz de todos. Esa forma de dejar atrás a los contrincantes, como diciendo “cómo sea, pero por cojones que me voy de ti” me volvía loco. Era increíble este jugador, aparecía en los momentos importantes, era un líder en el campo y todo un ídolo para la afición de los ‘Saints’.

Fuera de la cancha, su historia fue peculiar y distinta, al igual que su figura dentro del campo. Siendo uno de los mejores jugadores ingleses de aquella época (para mí el mejor), sólo disputó 8 partidos con la Selección Nacional. Todos los técnicos que iban pasando por el cargo (Keegan, Eriksson, Venables) de seleccionador parecían prometer que contarían con él, pero al final todos apelaban a excusas estúpidas para volver a dejarlo fuera de las citas importantes. Y es que, Le Tissier no era un triunfador, no era el típico chaval que se convierte en crack en su equipo de toda la vida para después fichar por un grande de Inglaterra o Europa. De hecho, Matthew rechazó muchísimas ofertas de importantes escuadras del viejo continente (Milan, Chelsea, Lazio,…). No quería, su corazón estaba en Southampton, la oscura ciudad inglesa donde varios carteles dan la bienvenida con el famoso lema de “Welcome to Southampton, you’re entering the country from Le God”. Y allí se retiró, en el año 2002, con más de 500 partidos y 200 goles a sus espaldas; más de 200 tantos increíbles, anotados por el mismo jugador. Además, el bueno de Matt había conseguido algunas marcas espectaculares, como es el hecho de que lanzara 50 penaltis a lo largo de toda su carrera y sólo errara uno, sólo uno, en todos sus años como jugador.

Puede que Le Tissier no fuera de los mejores de la historia. Incluso, puede que si ahora mismo afirmara que, en mi opinión, ‘Mr. Lee’ ha sido el mejor futbolista de la historia de Inglaterra, ustedes me tacharan de loco. Lo que sí puedo afirmar con toda rotunidad es que, pese a quien le pese, Matthew Paul Le Tissier era un jugador especial, distinto a los demás. Nunca se le comparó con nadie y nunca se le comparará a nadie con él, simplemente, porque no hay nada que se le parezca. Es una anomalía de la naturaleza, es una pieza clave para completar un álbum de cromos llamado “historia del fútbol”.

Deléitense…

DoKiÈh – 11.05.08

Acerca de Diego C.
Espontáneo profesional.

8 Responses to Leyendas vivas: Matt Le Tissier

  1. O Traveseiro dice:

    Yo lo descubrí en la sección “La Parabólica” del mejor “El día después” (antes de que empezara a degenerar, el programa, no Le Tissier).

    Un jugadorazo.

  2. dokieh dice:

    Sí, yo creo que lo descubrí también ahí. Maldini era un enamorado de él, y no era para menos.

  3. un leyenda en vida, gran jugador espejo de muchos cracks contemporaneos

    pasen un saludo

    devo

    http://www.el-balon-europeo.blogspot.com

  4. Juan dice:

    Que jugador Le Tissier, por dios. Cuanta categoría. Además esos jugadores de una sola camiseta, como Bochini o Maldini, pasan a convertirse además de ídolos y referentes en auténticos emblemas y signos de identificación de sus equipos. Lo más probable es que cuando pienses en el Southampton te acuerdes de Le Tissier y la camiseta roja y blanca a franjas verticales.

    Saludos Dokieh!

    PD: has visto River-Gimnasia? Sigo sosteniendo que con Ortega en la cancha lo de San Lorenzo no pasaba. Con un tiempo en el terreno de juego se ha encargado de demostrar que sigue siendo muy lúcido a la hora de jugar el balón y de efectuar la pausa cuando el partido lo requiere. El “burro” tiene que jugar aún así esté borrachísimo.

  5. dokieh dice:

    No ví River-Gimnasia Juan. Estuve viendo el derbi de aquí y escuché que iba Gimnasia ganando 1-2. Me alegré en cierto modo, pero luego me enteré de que acabó 4-2. En cuanto a lo de Ortega, estoy totalmente de acuerdo contigo. Borracho, drogado, como sea. Es un líder dentro del campo, es la pieza que le falta a River para echarle cojones a las situaciones difíciles.

    Un abrazo.

  6. Pingback: ¿Por qué la Premier es mejor que la Liga? - 1ª Parte: "Estilos de juego y la internacionalización de la Premier" « La Doble Visera

  7. Pingback: ¿Por qué la Premier es mejor que la Liga? - 1ª Parte: “Estilos de juego y la internacionalización de la Premier” « La Doble Visera

  8. Javi dice:

    Hola!!

    Que os puedo yo decir de Matty? Le conocí en 1992 y desde entonces una larga historia y vínculos con él y su club me han unido. Pasaros por la web.. quizás podéis saber algo más de lo que hablo! Si hay un genio del fútbol, ese fue Cantona y Le Tissier… en los 90, hicieron gala de su arte.

    Os dejo una foto especial…..

    Saludos y buen artículo! Me encantó!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: