El día

Hace 18 años se disputaba el Mundial de Italia 90′ y un servidor vivía el primer fracaso de la ‘Roja’. Era contra la antigua Yugoslavia y un tal Stoijkovic nos mandaba a casa, como siempre, antes de tiempo.

Después llegaron las decepciones que recuerdo más claramente. Todas las lágrimas y la desesperación que dejó aquel partido contra Italia en el 94′, o la injusta derrota en Wembley del 96′, sin pasar por alto el famoso penalti de Raúl. Muchos ya comenzaban a pensar que nunca verían a España disputar una final de un campeonato internacional.

Leer más de esta entrada

Mi repaso a la EURO 2008

Ya hemos llegado a las ansiadas semifinales, que se abren esta noche con el Alemania – Turquía de Basilea. Mañana, nuestra ‘roja’ seguirá su camino hacia la esperada final de Viena. Así que, me parece un buen momento para daros mi visión personal de lo que me está pareciendo esta Eurocopa, ya que a partir de mañana puede empezar una locura que me lleve a estar desaparecido por algunos días, o eso espero. Os animo a que debatamos los que nos han parecido los aspectos más positivos y negativos de la edición de este año.

Parece como si fuera ayer cuando Svěrkoš anotó el primer tanto del campeonato o cuando aquella Portugal que batía a Turquía ya presentaba su candidatura al título. Pero no, han pasado dos semanas y media y las cosas han cambiado bastante. Esa Portugal, por ejemplo, está fuera, mientras que aquellos turcos que decepcionaron en su debut, han ido avanzando hasta tener la oportunidad de disputarle un puesto en la final a la temida selección germana.

Está siendo la Eurocopa de la épica, del juego ofensivo y de la consagración de algunos equipos y jugadores. Aquí os dejo lo que más me ha gustado y sorprendido en la cita de Austria y Suiza y lo que creo que merece la pena ser destacado:

Leer más de esta entrada

Nuestras cracks: Las chicas de la EURO 2008

russia_fan2_hol-rus

No cabe duda que las mujeres están ligadas cada vez más al mundo del fútbol. Siempre que llega un gran evento como el Mundial o la Eurocopa, las gradas se llenan de bellezas que, afortunadamente para nosotros, son captadas en instantáneas que dan la vuelta al mundo.

Les dejo en este slideshow algunas de las mejores de esta EURO 2008:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DoKiÈh – 25.06.08

Inexplicable

cesc_esp-ita

Francesc Fàbregas Soler contemplaba cómo Antonio Di Natale regresaba entre lamentos, tras cometer uno de los peores errores de su vida. Iker Casillas se mostraba tranquilo, mientras sus compañeros, en el medio del campo, saltaban, gritaban y esperaban impacientes la culminación. Al contrario que ellos, Cesc miraba hacia abajo y comenzaba a sentir el nerviosismo efervescente, consciente de que le tocaba acabar con el peso que soportaba todo un país desde hacía 24 años.

El joven se acercaba al punto fatídico y colocaba el cuero en el pequeño círculo blanco que Gianluigi Buffon contemplaba desde once metros más allá, a la vez que susurraba algunas palabras a sí mismo. El ’10’ levantaba la cabeza y observaba la figura del guardameta transalpino. Millones de personas, sin aliento, con el corazón en un puño, confiaban en lo que sus pies eran capaces de hacer. Se encontraba ante el desafío más importante de su carrera, ante uno de esos momentos que recordaría el resto de su vida.

Lo afrontaba con seriedad en sus gestos y con el rostro algo desencajado. Había buscado durante mucho tiempo su sitio en este grupo de personas que representaban a toda una nación. Había luchado por hacerse un hueco y por poder ejercer su rol natural, el de líder. Y, de repente, la oportunidad perfecta la tenía ante sus ojos.

Fàbregas corría hacia el esférico y giraba el pie en el momento oportuno, cuando Buffon ya había elegido el lado para el que lanzarse. La bola golpeaba las redes de la meta italiana y a su vez explotaba el delirio en millones de aficionados de la misma parte del mundo.

Era increíble. Tanto, tanto tiempo esperando este momento, que uno ni siquiera sabía cómo afrontarlo. Uno no era consciente de todos los sentimientos que recorrían su cuerpo, de tantas sensaciones que estaba viviendo. La locura invadía las calles. Las banderas estaban por todas partes y nadie ocultaba el orgullo que representaba el ser de esta tierra del sur de Europa.

Atrás quedaba todo lo malo. El fatalismo, la impotencia, la tristeza, la rabia y la decepción. Todo eso se desvanecía para dar paso a la alegría, la euforia, la confianza y, sobre todo, la ambición.

La ambición de querer llegar a lo más alto, de ganar. De ser campeones, tras superar tantos obstáculos que se interpusieron en el camino. Ahora, con el muro ya derribado, podemos levantar la vista y mirar bien lejos.

Divisar el horizonte.

Ahora, ya no hay miedo, ya se fueron los temores. Ya no hay enemigo superior que se nos cruce por delante y nos devuelva al pasado. A ese pasado del que algunos pretenden vivir.

Ahora, sin esa pared inquebrantable que nos separaba de lo que casi era desconocido para nosotros, ya sólo hay un camino, que tenemos ante nuestros ojos. Un camino, que lleva a un destino:

LA VICTORIA.

Leer más de esta entrada

Italia, Francia… ¿quién exprimió la ‘naranja’?

arshavin2_hol-rus

Qué emocionante puede llegar a ser un partido cuando los dos equipos juegan al fútbol de verdad, ¿no es cierto?

Sinceramente, el juego que ha practicado Rusia esta noche no lo podría haber hecho, nunca en la vida, ni Alemania, ni Italia. Con esto no quiero desprestigiar a los respectivos estilos de teutones y ‘azzurri’, que son respetables, por supuesto. Sólo quiero dar a entender cuál es mi estilo de juego favorito. Y con ello no me refiero al toque, o al contraataque, o a la velocidad. Me refiero a tener las ideas claras desde un principio, apostar por un grupo de jugadores, darles confianza y hacerles mejorar, sobre todo, con el balón en los pies.

En las típicas charlas entre amigos, cuando alguien nombra el extenso palmarés de Italia, por mi mente pasa el número cuatro. Pienso: “sí, cuatro, tienen cuatro Mundiales. Es un gran equipo, que ha supuesto mucho para la historia del fútbol”. Pero, la verdad es que mi mente tarda un poco en traerme las imágenes de Paolo Rossi a la cabeza. Al igual que con Alemania. Mi cerebro tarda en buscar en el baúl de los recuerdos y traerme esas imágenes en las que aparece Maradona entre lágrimas en el 90′, o Bierhoff corriendo como un loco en el 96′. Eso sí, cuando alguien dice “Brasil”, sólo transcurren unas décimas de segundo hasta que en mi pensamiento se presentan las palabras “Pelé”, “1970” o “Estadio Azteca”.

Leer más de esta entrada

"A cabeça quadrada", por Carlos Dunga

dunga_bra-arg

– ¿Cómo se puede convertir el ‘clásico’ entre selecciones nacionales más importante del mundo en un empate sin goles de lo más aburrido?

– ¿Qué “brillante” cabeza sería capaz de pensar en eliminar la magia de un combinado como el brasileño, colocando tres mediocentros defensivos (¡¡¡ !!!) ?

– ¿Qué entrenador podría llevar a un histórico como Brasil a ser humillado tan cruelmente, como lo fue en Paraguay?

– ¿A qué “depurado” intelecto se le ocurre dar la titularidad a Mineiro (pero joder, ¿esto qué es? ¿nos hemos vuelto todos locos o qué?) en un conjunto por el que han pasado gente como Zico, Socrates o Rivelino?

Leer más de esta entrada

En esto siempre gana el mejor

cech_nihat_tur-rch

Ya estamos a punto de terminar la fase de grupos de la EURO 2008 y, lejos del aburrimiento que se vislumbraba al comienzo del torneo, los partidos van ganando en emoción y entretenimiento. Dejando a un lado la apisonadora naranja y los sentimientos propios, el de anoche fue el mejor encuentro en lo que llevamos de campeonato. No sólo por la intensidad de los últimos quince minutos o la épica que sobrevoló Ginebra, sino también por la cantidad de conclusiones que podemos sacar del Turquía 3-2 República Checa.

Desde hacía varios días ya se conocía la importancia que tendría el choque del Stade de Genève, sobre todo si al final se llegaba a la temida tanda de penaltis, que dado el caso se convertiría en histórica. Pero no, no hizo falta. Y eso que allá por el minuto 87, un tal Petr Cech y sus manos de mantequilla nos hicieron ver más cerca los once metros.

Tres minutos restaban para la conclusión y el conjunto otomano, con la energía que le había dado el tanto de Arda Turan, se volcaba sobre la portería de los checos. El todo o nada, los instantes en los que los grandes jugadores aparecen. Ahí fue cuando dos figuras se convirtieron en protagonistas en la noche ginebrina: Nihat Kahveci y el anteriormente citado Petr Cech. Uno por su “saber estar donde hay que estar y cuando hay que estar” y el otro por todo lo contrario.

Leer más de esta entrada