Mi repaso a la EURO 2008


Ya hemos llegado a las ansiadas semifinales, que se abren esta noche con el Alemania – Turquía de Basilea. Mañana, nuestra ‘roja’ seguirá su camino hacia la esperada final de Viena. Así que, me parece un buen momento para daros mi visión personal de lo que me está pareciendo esta Eurocopa, ya que a partir de mañana puede empezar una locura que me lleve a estar desaparecido por algunos días, o eso espero. Os animo a que debatamos los que nos han parecido los aspectos más positivos y negativos de la edición de este año.

Parece como si fuera ayer cuando Svěrkoš anotó el primer tanto del campeonato o cuando aquella Portugal que batía a Turquía ya presentaba su candidatura al título. Pero no, han pasado dos semanas y media y las cosas han cambiado bastante. Esa Portugal, por ejemplo, está fuera, mientras que aquellos turcos que decepcionaron en su debut, han ido avanzando hasta tener la oportunidad de disputarle un puesto en la final a la temida selección germana.

Está siendo la Eurocopa de la épica, del juego ofensivo y de la consagración de algunos equipos y jugadores. Aquí os dejo lo que más me ha gustado y sorprendido en la cita de Austria y Suiza y lo que creo que merece la pena ser destacado:

Equipos y jugadores a destacar

Holanda: empezamos con la que fue la primera gran sensación del torneo. La ‘naranja mecánica’ de Van Basten atraía los elogios de toda Europa, tras pasar por encima de Italia y Francia con sendas goleadas. La oranje, con un juego más que efectivo, se plantó en cuartos de final con una facilidad enorme, teniendo en cuenta que empezaba su andadura en el “grupos de los muertos”. Jugadores como Sneijder, Van Nistelrooy, Boulahrouz, Van der Sar o Van der Vaart rendían a un nivel mejor de lo esperado, aunque no sorprendente, teniendo en cuenta la calidad con la que siempre han contado. Después, todos sabemos lo que pasó. La extraordinaria Rusia de Hiddink y Arshavin la mandaron a casa, cuando ya todos la daban por favorita.

España: de nuevo, tras la abultada victoria ante los rusos, se empezaban a escuchar voces que nos volvían a dar como favoritos. Parecía la misma historia de siempre, pero un grupo de chavales la cambiaron un 22 de junio, nada más y nada menos que ante la actual campeona del mundo. Con esa barrera fatídica de los cuartos ya derribada, veremos si los nuestros son capaces de volver a poner el nombre de este gran país en el palmarés de la EURO. La calidad y la ambición la tenemos, la fatalidad y la desconfianza ya se quedaron atrás.

David Villa y Marcos Senna: en esta España, prácticamente todos los jugadores han tenido un papel importantísimo. No se debe menospreciar a ninguno, pero yo me quedo con estos dos. El primero, porque ha aparecido en los grandes momentos, cuando la selección lo requería, y ha hecho olvidar totalmente al antiguo capitán. Ahora, el máximo ídolo de los aficionados españoles es él.

Senna, por todo. Por su trabajo, su compromiso y su amor a la camiseta. Porque me gusta y me cae muy bien este jugador. Por la inteligencia de la que se sirve en todos sus partidos. Porque me parece una pieza clave en el esquema de Aragonés y porque lo veo como uno de los pocos jugadores que entiende a la perfección tanto el juego ofensivo como el defensivo y que, a su vez, sabe leer los partidos como nadie y actuar según le convenga al equipo en cada momento.

‘Giggi’ Buffon: tras lo sucedido el pasado domingo, todos le dan por perdida su batalla particular con Iker Casillas, pero a mí me sigue encantando este jugador. Puede que Iker sea ya desde hace un tiempo superior a él, pero yo no estaría tan seguro. Buffon es uno de los jugadores con más clase del mundo y lo demuestra allá dónde va. El arquero de la Juve pasa de los malos rollos con los rivales, pero a la vez es competitivo; es un líder en la azzurra, pero a la vez es humilde; y aparece en los momentos claves, pero a la vez se muestra como un guardameta muy seguro a lo largo de todos los encuentros. El otro día, contra España, cuando todos estaban inmersos en la lucha por un puesto en las ‘semis’, él era capaz de bromear con sus adversarios, a la vez que seguía manteniendo su gran nivel. Todo un número 1.

buffon_torres

Turquía, “la de los milagros”: así es como ya la llaman por aquí a la escuadra de Fatih Terim. No es un apelativo que se aleje en demasía de la realidad, pero este magnífico equipo no vive sólo de la épica y el coraje. Cuentan en sus filas con algunos jugadores muy interesantes y que están mejorando a pasos agigantados. Sobre todo, Arda Turan y Tuncay Sanli. Dos futbolistas que siempre me gustaron pero que me están sorprendiendo muchísimo en esta Eurocopa, tanto por la capacidad de liderazgo que ambos tienen como la calidad con la que cuentan en sus botas, sin olvidarnos de lo versátiles que son, ya que se adaptan a varias posiciones dentro del terreno de juego.

Rusia: de todos es conocido el gran provecho que le saca Guus Hiddink a cada equipo que dirige, pero eso no resta méritos a esta increíble generación. Este gran Pavlyuchenko, que en el Spartak siempre hizo diabluras, nos sorprende con algo nuevo cada día que pasa. Ahora, se le han unido varios jugadores que, no sólo cuentan con la calidad suficiente, sino que han entendido a la perfección lo que Hiddink quiere de cada uno de ellos. Principalmente ese “pequeñajo”, ese número 10 del que hablamos a continuación.

Andrei Arshavin: muchos ya lo conocíamos de todos estos años que el Zenit lleva haciéndose un hueco en la élite del fútbol europeo, pero lo que este jugador de 27 años demostró ante Suecia y, ante todo, contra Holanda, fue algo que pocos esperaban. Le dio la razón a su entrenador, cuando éste apostó por él, a pesar de que tenía que ver desde la grada los dos primeros encuentros debido a la famosa sanción. Contra los de Van Basten, lo hizo todo perfecto. Se echó el equipo a las espaldas, fue inteligente, rápido, eficaz y nos deleitó con todo una exhibición del mejor fútbol. En la retransmisión del partido, el narrador de la cadena Cuatro, Carlos Martínez, lo definió como “el rey de la Eurocopa”, tras el gol que anotó en la segunda parte de la prórroga. No es para menos.

El premio al fútbol ofensivo

Así es. Los cuatro semifinalistas han llegado aquí optando por algo muy simple: mirar a la portería contraria para llevarse el triunfo en cada uno de los partidos. Algo menos Alemania, que defraudó contra Croacia y Austria, pero que ante Portugal volvió a demostrar por qué es la que más campeonatos europeos tiene en sus vitrinas. Con contundencia y eficacia, sí, pero mirando hacia delante en cuanto robaban el balón en el centro del campo.

Turquía, que a falta de media hora para la conclusión del choque ante Suiza perdían por 1-0, comenzó con su serie de “milagros” y remontadas épicas que le han traído hasta aquí. Cuando advirtieron que el pegar balonazos no les servía de nada, bajaron la pelota al suelo y, añadiéndole entrega y lucha, consiguieron ir superando todos los obstáculos que le salían al paso.

Lo mismo ocurre con Rusia, que, a pesar de empezar de la peor manera posible el torneo, fue mejorando en el juego, a la vez que este ganaba en verticalidad y espectacularidad. Así se han plantado entre los cuatro mejores, después de superar a la temida Holanda del temido Grupo C.

Por último, tenemos a España. Ya sabemos todos aquello que dicen de que “todo equipo debe construirse a partir de la defensa”. Pues bien, este no. Y aquí está, en ‘semis’. Al principio, las dudas sobre la zaga de los de Aragonés eran abundantes, mientras que todos alababan su estupendo centro del campo y magnífica delantera. Pasaron los partidos y el carácter ofensivo de este plantel nunca se perdió. Eso sí, la defensa y, en especial, la pareja de centrales formada por Puyol y Marchena, fueron mejorando hasta rayar casi a la perfección en el duelo ante los transalpinos. A ver que tienen que decir a esto los amantes del “autobús delante de la portería”.

Y es que, no sólo tenemos pruebas en los cuatro semifinalistas de que el juego ofensivo ha triunfado en esta EURO 2008. Todos aquellos que no arriesgaron ni siquiera un poco, ya están viendo lo que queda por la tele. No, no me refiero solamente a Italia, que, a pesar de tener que arrastrar con la fama que cuenta, no ha sido un equipo radicalmente conservador en este campeonato, sin contar, claro está, su rácano encuentro ante España. Me refiero, por ejemplo, a la Francia de Domenech. Todo un desastre de equipo, que ya vislumbró a lo que jugaba en su penoso partido ante Rumanía. Tan sólo durante unos minutos del choque contra Holanda fueron capaces de buscar la portería rival como solución más rápida y eficaz. Con miedo al cambio generacional y a los contragolpes de los adversarios, Raymond dijo adiós y dejó a sus ‘bleus’ queridos en ridículo.

Los árbitros

Sinceramente, con la mano en el corazón y desde mi humilde punto de vista: me parece el peor torneo internacional de la historia en cuanto a la actuación de los árbitros se refiere. Ha sido lamentable. Han cortado el juego en todo momento, como si pareciera que disfrutaran con los encuentros faltos de ritmo y de diversión. Han ido en contra del espectáculo, optando por no aplicar la ley de la ventaja en ninguna ocasión. Por si fuera poco, no se han atrevido a tomar decisiones difíciles a lo largo de los 90 minutos; la escasez de penaltis señalados -y ha habido muchos por pitar- puede ser algo que ayude a verificar esto que comentamos. Además, como siempre, han favorecido al defensor en cuanto se producía algún leve conflicto lejos del centro del campo, cosa que perjudica claramente al fútbol ofensivo. Ni siquiera con esas, los de negro han conseguido evitar que disfrutemos de un buen espectáculo en casi todos los partidos de esta Eurocopa.

(Rosetti en la final, me da miedo, mucho miedo…)

Las hinchadas y la UEFA

Como siempre, los numerosos aficionados que han acudido al esperado evento han llenado de colorido tanto las calles de Austria y Suiza como las gradas de sus estadios. Casi en todo momento -quitando el Croacia-Turquía y poco más-, el buen ambiente ha reinado en la cita continental, cosa que es de agradecer.

Eso sí, lo que no me parece nada bien es la forma en que la UEFA ha distribuido las entradas y ha colocado a las aficiones en los distintos campos que albergaban encuentros de la competición. No he estado allí para comprobarlo con mis propios ojos, pero todos hemos podido ver cómo se mezclaban en muchas ocasiones hinchadas de ambos equipos. No creo que sea tan difícil dividirlas y prepararles un fondo del estadio para cada una de ellas. En principio, eso no ha sido mayor problema, pero en partidos como el citado entre croatas y turcos, eso fue el comienzo de algo que terminó en la calle, y que no lo hizo nada bien de hecho.

russia_fan_hol-rus

Seguro que se me olvidan algunas cosas que deberían ser destacadas, pero comprenderán que la competición es lo suficientemente larga como para borrar algunos detalles de mi memoria. Eso sí, me quedo con lo que, para mí, ha reinado y está reinando en esta Eurocopa de Austria y Suiza:

El juego ofensivo, la apuesta por el fútbol.

El buen ambiente entre aficiones rivales.

El premio a los que se la juegan en favor del espectáculo y que dan entrada a sangre joven en sus equipos.

El carácter ganador, que es capaz de derribar cualquier barrera y de responder a cualquier insulto a este bello deporte.

DoKiÈh – 25.06.08

PD: Les dejo algunas fotos que me parecieron interesantes. Un saludo a todos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de Diego C.
Espontáneo profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: