Somos de oro


Gasol acabó cómo máximo anotador del torneo
Gasol acabó cómo máximo anotador del torneo

Y le pusimos broche a nuestra partipación olímpica con una merecida plata en la final de baloncesto frente a los americanos. Una plata que sabe a oro, pero que sigue siendo plata porque algo se nos escapó. Fue la desmesurada transigencia de los árbitros, que no se acordaron de las reglas FIBA en muchos instantes del encuentro y que tiraron hacia lo seguro, a complacer al, a priori, más fuerte del torneo. Fue la poca personalidad de los colegiados el punto que le faltó a España para doblegar a EEUU, que se llegó a ver con la soga al cuello y empezó a rezar al Dream Team del 84 cuando Rudy machacó con rabia el aro frente a la atónita mirada del tarugo Howard.

Le plantamos cara a un contrincante que había ganado todos los encuentros por 20 o más puntos. Un rival fisicamente indestructible, que pecó de egocentrismo en algunos momentos y rozó los malos modales en otros tantos. España dio una lección en la final. No quiero pensar si los árbitros hubieran pitado todos los pasos de salida de los yankees, o si la caseta que ponían los pívots estadounidenses en la zona hubiese sido sancionada. Quizás estaríamos hablando de que David aplastó a Goliath, y no sé si eso interesa en un mundo que, lamentablemente, también entiende de jerarquías en las canchas de juego.

Sin embargo, no seremos nosotros los que lloremos. Somos campeones del mundo, subcampeones de Europa y plata olímpica. En las tres finales hemos jugado genial, y las que hemos perdido ha sido por mala suerte, ese factor que no siempre acompaña aunque la busques sin cesar. Pero uno se queda a gusto viendo a Anthony en el banquillo tirado por los suelos, suplicando a alguno de sus compañeros que hiciese algo para evitar nuestra épica. Para mí retrata a la perfección el miedo que sintieron unos jugadores que se veían con el oro colgado cuando aterrizaron en Pekín. Nos hemos ganado el respeto de todos y ya no nos volverán a subestimar.

Tenemos una generación espléndida de deportistas. Carlos Jiménez dijo adiós en China, pero Ricky dijo hola, por lo que podemos estar tranquilos que los que vienen detrás auguran un buen porvenir. Además, la Selección es un grupo de amigos que se divierte jugando al basket y que puede soportar elementos exteriores como el despido de Pepu o las críticas a las fotos publicitarias que en su día se hicieron, sin más propósito que hacer un guiño simpático a su estancia en los JJ.OO. Por todo ello, y porque al mundo entero se le cae la baba viéndonos, SOMOS DE ORO.

El jugador nº12 – 25.08.2008

One Response to Somos de oro

  1. xainy dice:

    Hola!
    La verdad es que el equipo olímpico español de baloncesto ha sido, sino lo es, el mejor de toda nuestra hsitoria, y quedó demostrado en el pabellón.
    Sin duda el mejor encuentro de baloncesto de la historia. Si no hubiera sido por la actitud pasiva de los colegiados en algunas jugadas estadounidenses el marcador podría haber sido un poco más igualada o quien sabe victoria española.
    Un abrazo!!

    Previa y Análisis de la Eliminatoria del encuentro de vuelta de la Uefa Champions League entre el Wisla de Cracovia y el FC Barcelona. Os espero😉
    Blog Mi Rondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: