Cuba – Estados Unidos: toda una vida en 90 minutos


one_last_street_sceneHoy, después de 61 años, la selección estadounidense de fútbol visita por segunda vez La Habana. Esta vez, en partido oficial de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010. Los yanquis, conocedores de que se encuentran en territorio hostil, acompañan a su expedición con decenas de diplomáticos, que llegan incluso a doblar la cantidad de jugadores desplazados, que son los que, al fin y al cabo, de verdad importan.

Es un día especial para Cuba. En un país en el que el balompié es seguido por sólo unos cuantos y donde el deporte nacional es el béisbol, hoy podría ser el punto de inflexión para que en un futuro no muy lejano se cambien los bates por las botas y las medias. Y es que el de hoy se antoja como el primer partido de fútbol serio de la historia del país caribeño, que defiende una camiseta que nunca tuvo un significado más allá del meramente deportivo.

El choque de hoy llega en el momento perfecto, cuando la isla empieza a adentrarse en esa época de cambios que tanto necesitaba. La gente sabe lo importante que es el evento y por ello mismo llenarán las gradas del Estadio Pedro Marrero, cuya asistencia no suele superar los 5.000 espectadores cuando acoge un juego de la selección, pero que hoy verá copados los 28.000 asientos de los que dispone.

Esa camiseta de la que hablábamos tiene su primera batalla futbolística, la primera de esas luchas que quedan grabadas entre sus tejidos y de las que se empaparán los once hombres que se la pongan en el futuro, como ahora sucede con Argentina, Brasil y todas las demás consideradas históricas. En apenas una hora, se volverá a demostrar que el fútbol es algo más que un simple pasatiempo y que influye notablemente en la vida de cualquier nación, por muy poco afín que ésta resulte al deporte rey.

Los cubanos, sabedores de la repercusión que el mundo del balón tiene en todo el mundo, conciben lo que sucederá esta noche como una oportunidad de venganza, como el que podría ser uno de los momentos más importantes de la historia reciente de su pueblo.

En cambio, los ‘gringos’, como Landon Donovan, no quieren “hablar de política”. Se muestran temerosos y la trascendental cita la catalogan como “divertida”. Claro está, si la lógica juega su papel, debería darse una victoria de los “intrusos”. Pero, y si…

¿Y si ganamos?

DoKiÈh – 06.09.08

Acerca de Diego C.
Espontáneo profesional.

5 Responses to Cuba – Estados Unidos: toda una vida en 90 minutos

  1. devo dice:

    La historia se cruza en un campo de juego. Como paso con Turquia y Armenia, esperemos que quede todo en el campo. Los rencores y conflictos son del pais y no de los futbolistas.

    Un saludo!

    Devo

    El Balón Europeo

    POST: ‘‘Raymond entre penumbras’’

  2. Danchovski dice:

    Se van a cagar a piñas? O un yanqui le va a decir a un cubano si quiere un auto, o computadora? Si quiere comer en MC?

    Danchovski
    http://www.jugadapreparada.blogspot.com

  3. Emanuel dice:

    Interesante. Ni siquiera había pensado en que Cuba tiene una selección, je. Bienvenidos al mundo del fútbol entonces. Abrazo Dokieh!.

    http://www.planetaxeneize.blogspot.com

  4. O Traveseiro dice:

    Leí la crónica extrafutbolística y recalcaban que había diez aficionados estadounidenses en las gradas, camuflados con la cara pintada y gafas de sol para evitar ser reconocidos… por sus propios compatriotas. Y es que en el “país de la Libertad” sus ciudadanos tienen muchos problemas para poder viajar a Cuba. Ni siquiera pueden consumir sus productos ni comerciar con los cubanos porque lo mismo los meten de cabeza en el trullo. Realmente lamentable.

    Por cierto, también destacan que los aficionados cubanos aplaudieron el himno estadounidense, algo que debería ser normal en cualquier lado, pero claro, aquí estamos acostumbrados a que se silbe cuando está sonando el himno del rival (?)

  5. dokieh dice:

    Sí, O Traveseiro. Estuve viendo el partido y es verdad todo lo que dices. El público cubano, un 10. Además, dejaron celebrar la victoria a los 10 estadounidenses. Iban con la cara tapada con pañuelos, porque según parece eran marines de Guantánamo y no querían ser reconocidos para evitar líos.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: