¿Debacle? No sé yo…


Juande RamosParece que no pintan bien las cosas para el equipo de Juande Ramos, el Tottenham Hotspur, en este inicio de de la competición doméstica inglesa, catalogada no hace mucho como la mejor liga del mundo, superando ya a la española, ahora llamada -como en buen negocio donde el que manda es el dinero- liga BBVA.

El de Pedro Muñoz aterrizó en la capital inglesa con un palmarés impresionante, siendo el mejor entrenador del momento -como diría un buen sevillista “el de los cinco títulos”-, habiendo dejado tirado a un equipo en la jornada 8 de Liga (si no me equivoco) y, además, habiendo disputado ya algunos partidos de liguilla de la máxima competición continental.

Lo hizo, según sus palabras, porque decía que el conjunto nervionense no se podía exprimir más, que ya le había sacado todo su jugo, y también por divergencias con el máximo dirigente sevillista, Jose María del Nido. Pero el motivo más decisivo fue su gran amigo Don Dinero, ese trozo de papel que mueve este mundo, y que provoca que cualquier movimiento que se haga se realice en torno a él (qué triste, ¿verdad?).

Le ofrecieron un contrato de 4 años a razón de unos 5 millones de euros anuales, que suman en total 20 millones de euros por trabajar unas 3 horas al día durante esos 4 años. Una minucia comparado con lo que gana Warren Buffet, pero toda una millonada que no ganará mi padre, ni seguramente el tuyo, ni aunque trabajaran 200 años a razón de la nueva propuesta de la Unión Europea.

Hambre de dinero, todos la tenemos, al igual que humildad, palabra, fé, clase,…

Juande Ramos se fue a los Spurs pensando en construir una escuadra campeona, que pudiera competir con los grandes de la liga inglesa. Una entidad que contaba sin problema económico alguno, tal y como le prometieron sus directivos, y un míster con una autoconfianza fuera de lo normal, asunto que es razonable ya que su etapa en la capital hispalense así se lo demostró.

Pero no se dio cuenta de una cosa importantísima, y no es otra que el Tottenham no es el Sevilla. Con esto no quiero decir que el conjunto andaluz sea mejor que el inglés, sino que el Tottenham no tiene a un Daniel Alves que organice el juego desde su banda, a un tal Frederick Kanouté de referente en ataque, a un tal Javi Navarro que garantice esa seguridad defensiva, a dos puntales por las bandas como Jesus Navas y Adriano, o a unos centrocampistas defensivos como Poulsen y ofensivos como Maresca.

A lo que me vengo a referir es que son dos equipos totalmente distintos, con formas de jugar diferentes, y que no le puedes pedir al cuadro inglés que juegue como el andaluz, porque no son los mismos jugadores, ni se enfrentan a los mismos rivales.

Pero aún así considero que Juande Ramos saldrá de esta situación, porque es un entrenador que sabe adaptarse a las situaciones, porque así me lo demostró en el Sevilla, cuando a la tercera jornada de aterrizar en Nervión, jugando contra el Espanyol, se empezaron a escuchar cánticos a favor de Joaquin Caparrós y en contra de Jose María del Nido. Y porque es una persona inteligente en el campo.

Ademá,s que no tienen un mal plantel, han fichado, poco, pero muy bien y parece que todavía falta esa adaptación de jugadores como Pavlyuchenko, Modric, etc.

Cabe destacar que, a diferencia de España, allí los directivos dan mucha más confianza a los General Managers que aquí, y son más pacientes en cuanto a resultados se refiere. Esto mismo ayuda a que un técnico trabaje con más libertad y tenga un mayor margen de maniobra; contando con la confianza de saber que quien le paga le respalda.

Concluyendo, pienso que Juande Ramos hará un buen papel este año con su club, al igual que entiendo que no logrará lo mismo que en Nervión, entre otras cosas porque es otra etapa y es muy difícil de llegar a cosechar semjantes éxitos a los conseguidos con los rojiblancos. Pero eso no quita mi admiración por este gran entrenador -que es de lo mejorcito que hay en este momento-, ni mi agradecimiento por lo que nos dio, que nos hizo tan felices.

Will Hunting – 1.10.2008

2 Responses to ¿Debacle? No sé yo…

  1. dokieh dice:

    Pues me ha encantado el artículo y que reconocieras que Juande es un gran entrenador. Yo no sé si saldrán de esta, sinceramente, aunque de los puestos de descenso van a escaparse dentro de poco. Eso sí, para llegar a algo más necesitan: 1) rápida adaptación de los fichajes 2) cambio total de mentalidad 3) buenos fichajes en invierno 4) mucha suerte

    Así que, por este año, lo veo difícil, aunque cualquiera sabe que acaba pasando.

    Abrazo.

  2. Pingback: De golazos y "no goles" « La Doble Visera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: