Todos putos, hasta que se demuestre lo contrario


river-boca_191008Como ya los asiduos a este sitio habrán podido comprobar, éste es uno de esos posts totalmente aleatorios, en el que me atengo al significado de la palabra blog a rajatabla (ese que dice que se trata de un “diario personal” en el que el autor o los autores publican libremente sus opiniones) y suelto vulgaridades por doquier o, dicho de una manera más suave, digo lo que me sale de los huevos; esos que no tienen los protagonistas de este artículo.

Después de esta breve e inútil presentación, vamos a lo que vamos. Esto es, a hablar un poco de fútbol, por llamarlo de alguna manera.

Todos putos.

River.

Tottenham.

Atleti.

Todos putos.

RIVER 0-1 BOCA

Los amigos de la estadística se tiran hoy de los pelos. Y es que muchos de ellos aseguraban que el “Superclásico” de hoy no valía absolutamente para nada, ya que ninguno de los dos parece tener serias aspiraciones al título (River, no desde hoy, sino desde aquel día que uno al que algunos llaman alcohólico se empotró contra un surtidor de gasolina). Decir que un River – Boca no vale para nada indica varias cosas: primero y principal, que usted no tiene ni idea de qué va el fútbol argentino y Argentina en general; segundo, que hay muchas veces que es mejor quedarse callado antes que soltar la primera frase que se te pase por la cabeza, por muchos años que lleve usted en la radio; tercero, que es usted gilipollas, señor González.

Para los que no lo pudieran ver, Boca se llevó un nuevo triunfo en el “clásico” de los clásicos. Esta vez fue Viatri en el 61′ el que dio la puntilla al ‘Millo’, minutos después de que Ibarra fuera expulsado por una de tantas boludeces que comete el ex del Espanyol en el terreno de juego. Ustedes podrían pensar, como es lógico, que los del Monumental fueron para arriba, arrinconaron a los ‘xeneizes’, gozaron de oportunidades increíbles y que los de Ischia terminaron pidiendo la hora. Qué va hombre. ¿Qué dices? Ni contra diez, ni contra nueve (“Román + 9” titula Clarín, alabando al ex del Villarreal, llevándolo a los altares, a la élite futbolística, a la consagración de todo ídolo deportivo…oooh mi señor, qué pelotudo que sos…) ni contra dos. De hecho, si el plantel completo de Boca, pasando por todos los jugadores -en el banco y en la cancha-, el técnico, los preparadores, los utilleros, los masajistas, la barra, el árbitro, el que le paga al árbitro, el que le presta el dinero para que le pague al árbitro y el cuñado del mismo, se hubieran ido a sus respectivos hogares después del tanto visitante, el encuentro hubiera concluido de igual manera a la que lo hizo, esto es, 0-1.

¿Por qué? Porque River no le hubiera marcado ni al ‘Pato’ Abbondanzieri, porque son tan malos que no le meten un gol ni al arco iris, porque la camiseta les queda grande y por un largo etcétera.

Muchos ya llevan varias semanas fijando sus miradas en el banquillo, donde se encuentra con serio semblante un tal Diego Pablo Simeone. Señores…¿y los jugadores? ¿Ellos no tienen culpa de nada? Claro que el ‘Cholo’ tiene su parte de responsabilidad, pero si la mitad de los once hijos de puta que saltan al Monumental cada dos fines de semana tuvieran los cojones que ponía el ex del Atleti, Sevilla y Lazio, entre otros, en la cancha…otro gallo cantaría (y nunca mejor dicho).

Exceptuando al ‘Enano’ Buonanotte, a Abelairas muy de vez en cuando, a Falcao cuando se olvida la droga en la mesita de noche y a algún otro individuo de entre esos once que tienen un buen día con la misma frecuencia que los seres humanos podemos vislumbrar el cometa Halley pasando a una distancia razonable de nuestro planeta, los demás no valen ni para cargar con las botas, juegan todos andando y si llegan a ser más putos no nacen.

Después, con la cara de vergüenza, te hablan de la presión, de que en 90 minutos pueden pasar miles de cosas, bla bla bla. Poco tengo que decir de la presión y similares estupideces, así que os insto a que echéis un vistazo (vamos, que lo leais, flojos) a un artículo que me encantó de ese gran blog que es la R.B.B.E., en el que, entre otras cosas, se habla del juego, la famosa presión y lo que significa verdaderamente la expresión “tener los huevos de corbata”.

EL ATLETI Y LAS MALDICIONES

El derbi madrileño de este pasado sábado, al igual que prácticamente cualquier partido de fútbol, podría tener muchos análisis, todos ellos distintos en forma y contenido. Podríamos hablar de la suerte del Madrid, del árbitro, de Perea, de que el ‘Kun’ suele estar más solo que la una y que la mayor parte de las veces tira del carro él solito, de Aguirre y sus esquemas estrambóticos y de miles de asuntos más.

Pero, la verdad es que, cuando dos años seguidos, en una cita de semejantes características, en el encuentro más importante de la temporada para tu equipo, te meten un gol cuando apenas se ha sobrepasado el medio minuto de juego…todo lo demás sobra. El resto fueron meras circunstancias influidas por lo que sucedió en el primer minuto de juego, por la nueva cagada defensiva de los colchoneros que, nuevamente, les hace perder un “clásico”.

Al día siguiente vienen con un: “El vestuario rojiblanco considera injusta la derrota”. Hace poco me planteaba muy seriamente si este equipo está de cachondeo, juega con todos nosotros, está de coña todo el día o no sé qué, pero siempre lo descartaba por lo ridículo que sonaba. Ahora no. Estoy seguro de que el Atlético de Madrid nos está contando un chiste a todos, de aquellos que contaba Chiquito, de esos en los que te reías más en el transcurso del mismo que en el momento final.

Ah, se me olvidaba. Las maldiciones…para los putos, los “pechitos fríos”.

EL TOTTENHAM: UN MAR DE PUTAS DUDAS

Juande Ramos no es Dios. Hasta ahí, todos de acuerdo. No es ningún salvador, nunca lo será. En White Hart Lane pensaban distinto y creían que la Carling Cup conquistada la pasada campaña era el comienzo de la vuelta a la élite del fútbol inglés para los londinenses.

Ahora…ahora no me puedo reir más porque me va a dar algo. Vamos, que si esta tarde salimos tú, yo, mi primo, tu primo, mi padre, tu padre, Maniche, el cuñado de Laporta y Palermo como lanzador de penaltis, te aseguro que le hubiéramos ganado al Tottenham.

Llámalo mala suerte, falta de adaptación de algunos jugadores, casualidad, falta de aptitudes del General Manager o lo que se te venga en gana. El tema es que llevan 8 partidos jugados y han conseguido 2 puntitos, que se dice pronto. Claro, si uno se limita a leer la prensa -española, inglesa, da igual, todas se retroalimentan y son la misma mierda- y se harta de contar cuántos días le quedan al manchego para decir “bye bye”, en vez de mirar lo que pasa en el verde…pues piensa lo que piensa.

Pero, seamos serios. Una plantilla que mantiene a uno de los clubes más grandes de Inglaterra en la última plaza de la Premiership, practicando un juego bochornoso, limitándose a deambular por los céspedes de la Gran Bretaña, y que para justificarse se limita a decir que no les gusta la dieta que el entrenador les ha puesto, que están muertos de hambre y que por eso no salen al campo a jugar como el Diego Dios manda…merecería ser puesta al completo de patitas en la calle, en vez de ese técnico tan malvado que no les deja comer en paz.

Aquí pasa algo, y pasa entre los jugadores, que al fin y al cabo son los que tienen que dar la cara, los que tienen que demostrar por qué cobran la pasta que cobran.

Empezando por Jenas, que se cree el líder del equipo cuando no es…nada. Ojo, que yo siempre fui el primer defensor de Jermaine, siempre me gustó como jugador y siempre he elogiado su carácter en la cancha. Pero no, ya no se puede esperar nada más de este tipo. Ni para los Spurs, ni para la selección inglesa, ni para la panadería de la esquina. Jermaine Jenas no vale ni para limpiarle el calzado a Luka Modric, que es el que debería ser la cabeza pensante de esta escuadra, el que debería mandar en el medio del campo, el que debería botar cualquier jugada a balón parado y el que debería decidir qué se hace y cuando se hace. Eso sí, si prefieren esperar…esperen a Jenas, a ver si de una vez crece. Yo, la verdad, pienso que para esperar tenemos las paradas de autobús, de metro, las terminales de los aeropuertos, la cola del paro, etc.

Una última reflexión, al hilo de una nota anterior en la que poníamos en debate el nivel de los considerados como mejores campeonatos ligueros del mundo, es decir, el inglés y el español. En el encuentro del que supuestamente estamos hablando, del cual no hemos dicho ni el resultado (Stoke 2-1 Tottenham; dos penaltis, un referee más malo que un susto a medianoche, un alargue hasta el 101′, Corluka medio muerto, buaaah…de todo), se enfrentaban los dos conjuntos que ocupaban el penúltimo y último lugar de la tabla, respectivamente. Y miren lo que nos ha salido. Un partidazo lleno de emoción, en el que aunque no te importe nada, aunque no tengas un favorito, acabas pegando saltos en el sofá.

Y bien. Hagamos la transición a la Liga Española. Les prometo, queridos lectores, que si el partido Osasuna – Numancia (penúltimo y último respectivamente de la clasificación del campeonato doméstico en España) es la mitad de entretenido que el que hemos podido ver en el día de hoy, yo, queridos amigos…

Me pego un tiro.

Y subo el vídeo a este blog.

Acerca de Diego C.
Espontáneo profesional.

6 Responses to Todos putos, hasta que se demuestre lo contrario

  1. devo dice:

    Uff durisimo el post, aunque a veces da ganas de sacarse todo de adentro la verdad. River esta tan mal, ultimo y encima no juega a nada. Asi no vamos a ningun lado Dokieh.

    Un saludo!

    Devo

    El Balón Europeo

    POST: ¿Quién debería ganar el balón de oro?

  2. Pingback: Boca se impuso en el derbi argentino: BlogFutbol

  3. Qué decir del superclásico? Ya no me duele tanto la derrota, sino la forma. Me duelen los ojos de ver a este River. Yo crecí viendo a jugadores como Enzo Francescoli, Antonio Alzamendi, Juan Gilberto Funes y luego Sergio Berti, Ariel Ortega, Hernán Crespo… Y así podría seguir por largo tiempo. Hoy, a excepción de Abelairas y Buonanotte, nada. El campeonato pasado fue un espejismo. Estamos tan mal como cuando estaba Passarella. ¿Cómo vamos a pasar de primeros a últimos? En fin…

  4. xainy dice:

    Hola!
    La verdad es que no entiendo que le ocurre a River… en el pasado Apertura ya dio señales de flojedad.
    El Tottenham es cuestión de tiempo. Aunque es muy duro perder a Keane y Bervatov, y la estrella que te fichan se lesiona…
    Un abrazo! Nos leémos😉

    En el Blog “Resumen de la jornada de la UEFA Champions League.MARTES” Os espero😉
    Mi Rondo

  5. dokieh dice:

    Xainy, en el pasado Apertura flojearon…pero luego ganaron el Clausura, así que da igual lo que pasara antes. Lo que está claro es que en el título conquistado hace unos meses había una figura que destacó por encima de los demás. Y ese, ya no está.

    Devo, así si se va a una parte…a la B. Y Juan, si Enzo “levantara la cabeza” los mataría a todos.

    Saludos.

  6. Pingback: Boca se impuso en el derbi argentino | Blog Deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: